La Chimère por: Memórias a Bordo

La Chimère Essence: Encanto en Búzios

Siempre tuvimos ese miedo de tener hijos y tener que cambiar completamente nuestro estilo de viaje, o tener que dejar de viajar o viajar menos.

Nosotros siempre amamos viajar y conocer hoteles y posadas de varios estilos. Pero algunos lugares nos gustan más que otros. También amamos esos hoteles grandes, llenos de ventajas, con mil opciones para niños y adultos (parque, cuidadores, menú infantil, club infantil, recreación, juegos, etc).

Pero también hay (por suerte) muchos lugares pequeños y lindos, encantadores y llenos de amor que reciben a nuestros pequeños con taaanto cariño, que cambiaríamos cualquier resort por ellos, de ojos cerrados.

Eso es lo que pasó con la adorable y romántica Posada La Chimère en Búzios. Que no es del tipo SUPER “kids-friendly” – con parques infantiles, sala de juegos, etc. – pero hizo que nuestro pequeño se sintiera tan a gusto y como “en casa” que, sin duda, hizo sombra a muchos súper resorts.

No sé ustedes, pero nosotros no vemos la “infraestructura para niños” como algo ESENCIAL, sino como un “EXTRA” del lugar. Por eso, menos mal que existe La Chimère y que está a pocos kilómetros de nuestra ciudad. ¡Uf!

LA POSADA

Yo diría que La Chimère es una casa fuera de casa. El servicio es tan acogedor que, ¡no te imaginas! El personal es realmente encantador y en una simple charla parece que te conocen hace siglos.

Es una posada pequeña, pero las habitaciones son puro estilo y confort. ¿Y el desayuno? ¡Delicioso!

 

LOCALIZACIÓN

Como si no fuera suficiente con la infraestructura y el servicio maravilloso, la posada está localizada en una playa que tiene la más bella y tranquila puesta de sol de Búzios: la playa Dos Ossos.

Una pequeña playa encantadora y tranquila para disfrutar del agradable atardecer con los niños.

Y si después quiere dar aquel paseo por Rua das Pedras, es una caminada de 15 minutos, para quién esté dispuestos.

 

HABITACIONES

La Chimère es una posada muy íntima, con pocas habitaciones en total.

Pero todas las habitaciones son muy especiosas, muy bien decoradas, aireadas y luminosas; tienen una maravillosa cama King Size, un hermoso cuarto de baño, un armario y, en nuestro caso, un pequeño y encantador balcón con vista a la piscina.

Sólo hay un punto a tener en cuenta, la estructura de las habitaciones sólo puede acomodar una cama matrimonial y una cama individual. Entonces, si viajarás con más de un niño, por ejemplo, te recomiendo que te pongas en contacto con la recepción y veas como adaptar el alojamiento para todos. Estoy segura que encontrarán una manera.

| • BABY TIP • | Si necesitas ellos ponen una cuna o cama individual extra en la habitación. En nuestro caso, como la cama era King, optamos por dejar que Pedro durmiera en la cama con nosotros (no me juzguen).

 

ALIMENTACIÓN

Sin duda, el desayuno es uno de los puntos fuertes (que está incluido en la tarifa diaria). Todo delicioso y fresco con mucha variedad – panes y biscochos, frutas, jugos, yogures, y también hay un menú de deliciosos platos calientes, como tapiocas, huevos y otras delicias.

Y si quieres, también puedes pedir un capuchino recién hecho, que te preparan al momento.

La posada no tiene restaurante, pero ofrecen SNACKS, como pizzas, sándwiches y bocadillos durante el día y la noche. Además, el bar de la piscina ofrece unas bebidas estupendas, ¡pruébalas!

 

INFRAESTRUCTURA Y OCIO

Aunque sea una posada pequeña, el área común de la posada es una maravilla y tiene varias áreas de descanso. Pero el punto fuerte es, sin duda, la piscina: una piscina de agua climatizada + hidro (eso mismo, hidromasaje).

A pesar de ser un lugar pequeño, a lo largo de nuestra estadía comprobamos que todos los protocolos de prevención del COVID-19 se respetaban al pie de la letra: como el uso de mascarilla, alcohol en gel, guantes desechables para servir durante el desayuno, etc.

En cuanto a la piscina, en tiempos de pandemia, hay que seguir una regla de prevención: para utilizar la piscina y evitar aglomeraciones, los huéspedes deben reservar previamente un horario en la recepción. Todo muy sencillo y rápido, sin complicaciones.

 


La nota completa de Memórias a Bordo puede leerse haciendo clic aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *